Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Cinco consejos para recibir el invierno en tu hogar

Invierno en tu hogar
29Abril 2015
Diseño interior
744

Pequeños ajustes en la decoración ayudarán a que tu hogar se convierta en un acogedor espacio para la época estival.

Una nueva temporada se avecina, momento ideal para renovar la decoración de tu hogar con pequeños ajustes que dejarán tus espacios listos para la próxima estación.

No se trata solo de la parte visual, también hay que integrar cambios funcionales que ayudarán a proteger las habitaciones de las bajas temperaturas que se acercan.

Para lograrlo, utiliza chales y mantas en las sillas y sofás de tu sala de estar. Estos no solo harán que el ambiente inmediatamente se vea más cálido y con diversas texturas, sino que además te servirán de abrigo cuando te sientes a ver televisión o leer un libro.

En esta época hay menos luz natural, por lo que un must es hacer buen uso de la iluminación artificial y utilizar colores más claros para dar la sensación de que las horas del día duran más.

Además, como hace más frío —y con él aumenta la tentación de quedarse acurrucado en casa en vez de salir— una buena idea es incorporar nuevas plantas de interior para seguir en contacto con la naturaleza. Una buena alternativa es adquirir crisantemos y azucenas, que son fáciles de cuidar y florecen a lo largo del año.

Aprovecha también de abrigar tus pies. Aunque el parqués, la cerámica o el piso flotante son muy cómodos durante el verano, a medida que las temperaturas bajan debes agregar un par de alfombras en las diferentes habitaciones, sobre todo a la bajada de cama. Éstas agregan textura y dimensión, y te ayudarán a mantener el calor.

Y para dar un toque acogedor, es importante no olvidar los aromas. Para esta temporada sirven mucho las especias, por ejemplo, colocar velas con olor a vainilla o a canela para evocar sentimientos de comodidad. Recuerda que la luz de las velas siempre suaviza y entibia las habitaciones.

 Y tú, ¿cómo abrigarás tu casa?

Comenta sobre este artículo

Relacionados