Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Como debes colgar tus cuadros

Como-debes-colgar-tus-cuadros
6Octubre 2010
Diseño interior
645

Porque muchas veces un cuadro puede resaltar o matar un espacio, te invitamos a conocer algunos datos para que sepas sacarles partido y ponerlos en el lugar correcto.

Tener una foto enmarcada o una pintura en medio de una habitación puede hacer la diferencia entre un espacio vacío y uno que demuestre tu sentido del gusto y la decoración. Para que no erres en tu decisión y tu living se convierta en una linda galería de exposición de las mejores imágenes, sigue los siguientes consejos.

Para que no desentonen, siempre elige un cuadro o pintura que posea alguno de los colores predominantes en la habitación en la que quieres colgarlo. El cuadro debe tener alguna relación con la decoración general, ya sea por la temática de la pintura o fotografía, o incluso la textura.

Para variar: menos es más. Aunque amemos los excesos, los cuadros visten las paredes con su mera presencia, por lo que no es necesario llenar la pared con 7 de ellos. Esto produce que el ojo no sepa dónde mirar, en vez de focalizar la atención en sólo uno o dos.

A la hora de colgarlos

  • Hazlo a la altura de los ojos. La idea es agradar al espectador.
  • Encuádralos con la línea del techo, para que queden con el horizonte derecho. Esta regla es para los clásicos y ordenados. Dependiendo del marco, puedes colgar los cuadros “chuecos” y darle un estilo más interesante a tus paredes.
  • ¿Puedo agrupar cuadros? Por supuesto. Pero antes, haz una réplica de cómo los pondrás en la muralla en otra superficie, como tu cama o el suelo, para ver la organización y cómo se llevan los distintos marcos uno al lado del otro. Personalmente creo que esta técnica de decoración funciona con cuadros pequeños que dan una sensación de un collage entretenido. (ver la imagen principal)
  • Funciona tanto con marcos con estilos muy diferentes y de distintos colores como con la repetición de un mismo patrón, por ejemplo, marco blanco en fotografías blanco y negro. No es necesario que queden agrupados en forma geométrica.

El primer cuadro debe ser colgado de manera central en relación al resto del ambiente y los objetos que haya en la habitación para que sirva como guía. El resto, deben ser colgados a este primero, pero el orden queda a gusto del dueño de la pared.

Hay que tener ojo con la distancia entre los marcos. No hay que ponerlos muy separados ni muy pegados, todo depende del tamaño del cuadro, ya que mientras más grande es el cuadro, mayor será el espacio entre él y el que le sigue.

Las figuras geométricas también son muy populares. Las líneas rectas hacia abajo con cuadros pequeños quedan muy bien y le dan armonía a un espacio limitado. Los cuadros completamente cuadrados puestos uno al lado del otro formando otro cuadrado, a su vez, dan equilibrio a una pared.

Comenta sobre este artículo

Relacionados