Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Cómo seleccionar la pintura ideal

Lyon
13Agosto 2015
Diseño interior

El acabado de tu decoración determinará el aire que tendrán tus habitaciones.

El color no es el único factor a tomar en consideración al momento de seleccionar una pintura. De hecho, el tipo de acabado que des a tus paredes definirá el aire que tendrán tus espacios.

En general existen cuatro variaciones de acabado que van desde los tonos mate hasta los más brillantes. Estos últimos tienen altos niveles de resina y bajos niveles de pigmentación, mientras que los menos brillantes tienen más pigmento que resina.

Los tonos más opacos —llamados mate— absorben la luz y ayudan a esconder las imperfecciones, por lo que son ideales para entradas y pasillos de departamentos. La pintura semi brillante refleja la luz otorgando una apariencia más iluminada. Además son más fáciles de limpiar, por lo que es muy utilizada en baños y cocinas.

Por su parte, los acabados satinados se ven más cálidos y perlados, por lo que comúnmente son utilizados en dormitorios y espacios comunes. Finalmente, la pintura de alto brillo tiene mayor profundidad de color, haciéndola ideal para tonalidades intensas como rojos, verdes y azul marino.

“Un buen truco es jugar con un mismo color, pero en dos tipos de acabado. Por ejemplo, pintar rayas del mismo color, alternando entre mate y brillante (o semi brillante). Se ve particularmente llamativo al mirarlo de lado”, explica Cristián Preece, decorador de Almagro.

El diseñador llama a atreverse a pintar un muro y el cielo de un mismo color: “Siempre se deja el cielo blanco, pero ésta también puede ser una superficie a intervenir”, asegura Cristián.

¿Qué opinas de los distintos acabados?

Comenta sobre este artículo

Relacionados