Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Cultivando en Maceteros

Jarrones-y-regaderas-son-los-nuevos-floreros
3Octubre 2011
Diseño interior
500

Cada día son más las personas que están volviendo a lo natural. Y qué más natural que comerse un rico tomate, una zanahoria o cualquier hortaliza, sacada en tu propio hogar. Actualmente, por factores como el clima o el espacio del hogar, tener hortalizas en maceteros o recipientes en tu hogar es una alternativa que está dando fantásticos resultados. Por eso hoy En Altura queremos enseñarte a tener el mejor “huerto de maceta” en la comodidad de tu hogar.

No existen límites. Todo depende de las ganas y la dedicación que tengas para poder tener un verdadero mini huerto. Sólo necesitas tener las semillas, los maceteros o recipientes y seguir los consejos que aquí te daremos para poder cosechar en poco tiempo unas deliciosas hortalizas orgánicas, que te harán recordar el verdadero sabor de lo natural. Pon atención:

-En primer lugar debemos pensar en el espacio donde ubicaremos nuestras macetas. Lo ideal es un balcón, pero también un sector del living u otra habitación. Esto, porque debido al clima que cada día nos sigue sorprendiendo, es ideal entrar nuestras macetas al hogar dependiendo cómo se comporta el tiempo. Así mismo, transportar tus hortalizas permita que controles eficientemente la luz del sol, de manera que incluso podrás ir girando los maceteros para que las hortalizas reciban una luz pareja en toda la planta. Además, no olvides aprovechar todos los lugares para poner maceteros y recipiente, incluyendo maceteros colgantes en los muros.

– Luego viene el tema de las semillas. Si bien existen frutas y verduras que pueden crecer mucho, lo más importante tiene que ver con el cuidado que tú tengas. De la misma manera que se cuidan los bonsáis puedes tener un pequeño manzano, limón, etc. Pero si prefieres privilegiar el resultado (la cosecha) las semillas ideales para tener en tu hogar son: hierbas aromáticas, acelgas, berenjenas, calabacines, cebollas, espinacas, habichuelas, lechugas, patatas, pimientos, puerros, repollos, tomates, y zanahorias. Para las hortalizas que crecen más, es ideal tener un recipiente o maceta más grande y hondo (como en el caso de la zanahoria), comprobando que tenga agujeros de drenaje.

– El cuidado es un punto esencial de tus hortalizas. Por ejemplo, tienen que recibir sol al menos unas 8 horas al día. Si no alcanzas a tener esa cantidad de luz donde tienes tus maceteros, entonces es recomendable que siembres hortalizas que necesiten menos luz, como la lechuga, la espinaca o el perejil, que requieren tan sólo un promedio de 4 horas de luz. El riego y el abono es más importante que en tierra abierta, debido a que las plantas reciben los nutrientes exclusivos que estén en su recipiente. Por lo mismo debes ser riguroso con el riego y la fertilización, preocupándote todos los días de tus hortalizas. Así mismo debes tener en cuenta en qué temporada estás, para ver si tus hortalizas necesitan menos o más agua. Un abono ideal para tus maceteros son los fertilizantes de “liberación lenta”, que se utilizan cada 3 meses, o también, utilizar restos orgánicos limpios de tu hogar, como por ejemplo: cáscaras sin suciedad (aceite, sal, etc.), hojas, etc.

Así podrás crear una verdadera hortaliza hogareña que tú y tus seres queridos podrán disfrutar cuando llegue la cosecha. Una delicia.

Comenta sobre este artículo

Relacionados