Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

El baño de visitas es un extra bien visto

ara_dptos_baño
13Julio 2010
Diseño interior
493

Cuando buscamos dónde vivir, muchas veces vemos los espacios que ocupará cada uno de los integrantes de la familia, pero uno muy importante es aquel que ocuparán nuestras visitas, como el living, el comedor, el balcón y, por supuesto, el baño.

Algunos se fijan en el tamaño de la cocina, cuan grande es la habitación suite o el balcón. Otros, miran un poco más detalladamente. Cosas extras, que no usarán ellos o todos los días, como es el baño de visitas. Y es que a la hora de elegir el departamento de tus sueños, no sólo debes pensar en la comodidad que tendrás en tu espacio íntimo.

Cercano al living o la cocina y sin entrar en el territorio de los dormitorios del departamento, el baño de visitas, es un gran plus en los departamentos para familias. Sobre todo aquellas con mucha vida social. El mayor plus de tener uno es que 1) ¡hay un baño extra! –¿a sus hijos les dan ganas de ir al mismo tiempo?– y 2) cuando invites gente a tu casa, nadie tendrá que meterse a tu baño o al de tus nenes y encontrarse con un desorden.

A mi me ha tocado ir a casa que no tienen baño de visita y cuando no es de confianza, uno puede llegar a sentirse como un invasor en territorio ajeno. Por que sí, el baño es un lugar muy personal. Yo creo que dice demasiado de una persona el cómo tiene su baño, tanto en higiene como en organización. Entonces, no se arriesgue a tener un amigo/a como yo, y mejor opte por un baño de visita. Ojalá uno cerca de los lugares comunes.

Hay gente que opta por no tener baño de visitas porque siempre son muy chicos y el gasto extra no vale la pena. Claro, no tienen ducha, sólo tienen una lavamanos y el WC. Pero la comodidad que genera también para el dueño, saber que nadie andará merodeando por ahí buscando el baño, o que tendrá que entrar a la pieza de alguien para encontrar al baño, a veces es un alivio y hasta un pequeño gusto.

Además, si eres fan de la decoración, el baño de visitas puede ser un buen lugar para demostrar que te preocupas de hasta del último detalle. Y eso si que hace a un invitado sentirse como en casa. Ojalá ese pequeño baño mantenga el mismo estilo que el resto de la casa, no porque sea un espacio chico se deben dejar las sobras decorativas en él. Todo lo contrario, hay que dar una buena impresión. Una de las características fundamentales es que el baño de huéspedes sea igual de agradable y cálido que el de la familia.

Comenta sobre este artículo

Relacionados