Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

El Edificio es el nuevo barrio

El-Edificio-es-el-nuevo-barrio
4Octubre 2010
Diseño interior
368

Comprar un departamento o arrendarlo establece un nuevo estándar de vida. Involucra nuevas costumbres o algunas ya adquiridas, pero sin duda un estilo de vida diferente de las personas que suelen habitar casas. Las posibilidades que ofrece un barrio tradicional, ahora están todas resumidas en un solo lugar y eso es lo que mejora y simplifica la vida. Independiente de las edades y profesiones. Cada uno de los espacios comunes llena una necesidad distinta y de manera transversal.

La vida en departamento de verdad que es una diferente de las personas que viven en casa. La cotidianeidad es muy distinta, ya que todo lo que normalmente se encuentra fuera, en este caso está toda junta. Pero más que nada en los edificios modernos, porque los antiguos cumplen con las viviendas y el conserje, es decir, con lo básico. En cambio, los edificios modernos, en la medida que son más nuevos, más necesidades suplen.

Los espacios comunes son un barrio y los vecinos son las personas que si queremos saludamos, pero que de todas maneras están en nuestro entorno y comparten con nosotros el metro cuadrado que usamos. Cuando existen jardines en el primer piso reemplazan las plazas públicas, sobre todo para los niños chicos. Algunos tienen juegos infantiles, por lo tanto es incluso mejor la instancia para la distracción de los menores. Esta opción es la más segura cuando hay piscina en el edificio, ya que hace que los dos espacios estén separados y por lo mismo, los niños más seguros.

Si hay piscina, te ahorras el costo ý la incomodidad de un lugar público. Una piscina en el mismo lugar que se vive otorga mayor privacidad, ya que sólo los compañeros de edificio son los que comparten contigo. En el gimnasio para lo mismo y también es un gran ahorro en dinero, ya que al estar incorporados en los gastos comunes, el valor es infinitamente menor que pagar en una compañía externa. Además, de la comodidad altamente invaluable en cuanto a volver a la casa a ducharse, sin compartir la ducha con nadie y tampoco el espacio para vestirse.

A medida que los espacios comunes aumentan, las comodidades también. Sólo te desplazas unos metros y tienes todo lo que necesitas para tener diversión tanto para ti como para los amigos que permita invitar la administración.

Hay nuevos edificios que cuentan con lavandería, salas de estudio, salas de Internet, sauna y muchas otras habitaciones comunes que hacen de la vida en departamento, lo más placentero que hay. La verdad es que la vida en edificio reemplaza total y absolutamente la vida de barrio, pero de manera mucho más segura. Protege a los niños y aumenta la vida en comunidad con los vecinos. En cierta medida te obliga a estar en comunicación constante con las personas que tenemos en los pisos de arriba y de abajo. Te ayuda a tener amigos en la puerta de al lado, lo que mejora toda relación y ayuda a la convivencia, por donde se le mire.

Comenta sobre este artículo

Relacionados