Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

El Nido de Pájaros de Beijing

bird-nest-china-2
2Julio 2013
Mi barrio, mi ciudad

Construido especialmente para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, este estadio es uno de los proyectos más ambiciosos y monumentales de China y el mundo.

Con sus 42 mil toneladas de acero torcido y una capacidad para 90 mil personas, el Estadio Nacional de Beijing –o Nido de Pájaros, como se le conoce popularmente- quedó registrado en la memoria colectiva como una de las infraestructuras más espectaculares del planeta.

Es el espacio cerrado más grande del mundo y la construcción más larga existente, con 26 kilómetros de acero que envuelven un volumen de tres millones de metros cúbicos, que tuvieron un costo de USD $424 millones y tomaron cinco años de construcción.

El estadio fue diseñado por el estudio Herzog & De Meuron Arquitectos Arup Sport y el China Architecture Design and Research Group, quienes tuvieron el desafío de crear un espacio intrépido, llamativo y de clase mundial, respetando todos los estándares del Comité Olímpico y haciendo un diseño flexible que permitiera su uso a futuro para otras actividades.

Concebido originalmente a partir del estudio de la cerámica china, la forma circular del Estadio Nacional de Beijing representa el cielo, complementado con una serie de estructuras voladizas que sostienen el techo y dan sombra a los asientos, asemejando un nido de aves.

Bello por fuera y funcional por dentro, el lugar está equipado con un sistema de energía solar y de recogida de agua de lluvia para su riego y limpieza, haciéndolo más sustentable y amigable con el medio ambiente. Así, debajo de la cancha de fútbol están las tuberías de la bomba de calor geotérmico, la que absorbe el calor del suelo en invierno para calentar el estadio y, en verano, acumula el frío para refrescarlo.

Por otro lado, las instalaciones son unidades autónomas, lo que permite que la ventilación del estadio sea natural, el aspecto más importante de un diseño sostenible de estas características.

Sin duda, una joya arquitectónica que sorprendió al mundo y que ahora, habiendo dejado en el pasado los Juegos Olímpicos, tiene un futuro incierto como muchas construcciones hechas en el marco de eventos deportivos. De estadio guarda solamente el nombre, funcionando actualmente sólo como museo.

¿Qué otros estadios o construcciones hechas para eventos deportivos conoces? Te invitamos a dejar tu comentario.

 Imagen vía Bilingual News For Students.

Comenta sobre este artículo

Relacionados