Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

El sueño de la reconstrucción del Puente Cal y Canto

Puente Cal y Canto
20Abril 2015
Mi barrio, mi ciudad

La historia de Rolando Abarca, un cantero que trabaja para devolver a Santiago este hito urbano.

Proveniente de una familia que se ha dedicado por generaciones a la cantería, el mayor anhelo de Rolando Abarca es lograr la reconstrucción del puente Cal y Canto. “En Chile necesitamos un ícono” asegura el hombre que trabaja en este oficio desde que tiene 14 años.

El puente, inaugurado en 1782, tenía 12 metros de altura y 220 metros de largo. Su nombre viene de su estructura, erigida a partir de cal de Polpaico, rocas traídas de las canteras de Cerro Blanco y huevos para lograr unir estos elementos. Se trató de una obra que tomó 18 años en ser construida solo para ser dinamitada un par de años más tarde.

El plan de Abarca considera la reconstrucción de tres arcos de este puente con las mismas técnicas utilizadas en ese entonces, asemejando sus ruinas y ubicándolas frente a la Estación Mapocho.

“Para nosotros, los canteros, el puente es la obra más importante construida en Chile“, explica Abarca a Revista En Altura. “Yo siempre he estado enamorado del puente y quiero reconstruirlo. Le hago una pregunta a la gente. Vas a Nueva York y en tu Facebook pones la foto de la Estatua de la Libertad. Esa foto habla por sí sola. Vas a París y pasa lo mismo con la torre Eiffel. Y en Santiago, ¿qué? Si reconstruimos esos tres arcos del Cal y Canto, sería como el tamaño de tres Arcos del Triunfo”, explica.

Conoce más sobre la iniciativa de este cantero para recuperar lo que alguna vez fue un ícono para Chile, en la última edición de la Revista En Altura.

+ + +

Comenta sobre este artículo

Relacionados