Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

En decoración, menos es más

En-decoración-menos-es-más
23Julio 2010
Diseño interior

Cuando se trata de decorar ambientes, muchos optan por lo simple. Espacios amplios, colores neutros y parejos y pureza en las formas. El minimalismo, es su religión.

Hijo de los años sesenta, el estilo minimalista se desarrolló en los setentas paralelamente al pop art como una manera de hacerle frente a los excesos estéticos de la época, lo que también se tradujo en otros aspectos como la pintura y la arquitectura.

Para acabar con el caos, los minimalistas se centraron en la simpleza de las formas, las líneas puras, creando espacios armónicos y sumamente equilibrados.

Un minimalista se siente en su salsa con los espacios amplios y altos, los que no recargar y deja que se mantengan los más desahogados y libres posible. La idea es crear un entorno armónico funcional, fuera del concepto de exceso, saturación y contaminación visual, persiguiendo construir cada espacio con el mínimo número de elementos para limitar y evitar todo lo que pueda resultar accesorio.

En cuanto a los colores, una de las principales características del minimalismo es el uso de tonos puros, con superficies monocromáticas, de tonos suaves donde predomina el blanco y el crudo . El negro o los cafés se puede utilizar sutilmente para acentuar detalles y accesorios.

El contraste se puede dar con detalles ornamentales, pero nunca hay que abusar. Es mejor buscar una pieza única que no compita con ninguna otra. Los materiales son otro de los puntos claves del minimalismo. La madera, tanto en pisos como en muebles, es muy utilizada. Las telas deben ser frescas y relajantes. Puras. No hay que optar por los géneros estampados y floreados. Mejor mantenerse con un solo color. Las cortinas, si las hay, deben ser blancas, romanas o roller.

Los muebles modernos y orientales van muy bien con este tipo de decoración, siempre y cuando no estén recargados de detalles y adornos. Las murallas o paredes deben tener los mínimos colgantes posibles, evitando todo adorno que esté de más, aunque se puede utilizar un cuadro destacado en presencia o importancia.

Los departamentos tipo loft quedan muy bien con este tipo de decoración. Pero hay que tener en cuenta que el minimalismo combina sólo con algunos tipos de personas: las ordenadas. No a la acumulación y a los cachureos.

Comenta sobre este artículo

Relacionados