Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Estilo Pop Art

Estilo-Pop-Art
24Mayo 2011
Diseño interior
987

Cuando Andy Warhol pintó su peculiar retrato de Marilyn Monroe sabía exactamente lo que buscaba, crear una representación que pusiera en evidencia la cultura popular basada en el mercado, que se vivía en aquellos años, donde arte, producto y consumo parecían ser entes que comenzaban a unirse cada vez más. Es así como el Pop Art pasó a convertirse en uno de los estilos más renombrados y famosos en el mundo, sobre todo para ámbitos justamente “pop”. Es por eso que el estilo Pop Art resulta ser uno de los más atractivos a la hora de decorar nuestro hogar. En Altura veremos por qué.

El Pop Art ha sido capaz de insertarse en las corrientes decorativas de las décadas pasadas, y en la actualidad cobra aún más fuerza al ser considerado como un recuerdo de lo que alguna vez fue una vanguardia. Hablamos de una expresión artística netamente urbana y por completo alejada de la naturaleza (en oposición absoluta al estilo Zen, del que ya hablamos En Altura). Esta corriente surgió cuando la sociedad norteamericana comenzó a industrializarse a pasos agigantados, y donde el arte como tal empezó a perder el carácter de “único”, en el sentido de que la tecnología hizo posible reproducir una obra de arte una y otra vez, como en el caso del cine y la fotografía. Su carácter popular se logró con la incorporación de imágenes o elementos fácilmente reconocidos por cualquier persona, pero a los que se les da un sentido diferente para lograr una estética única y llamativa. Fue este el gran logro de Andy Warhol, quien logró unir los referentes culturales de la ciudadanía en un estilo artístico realizado especialmente “para ellos”.

Es así como en términos netamente decorativos el Pop Art se instala de diversas formas. En primer lugar podemos decir que nuestro hogar tendrá un look completamente jovial y juvenil, donde no hay espacio para los colores fríos ni los adornos muy pomposos. Es un estilo ideal para personas despreocupadas, con espíritu alegre y divertido, que deseen romper con la estética clásica de los hogares chilenos. Por ejemplo, en una decoración Pop Art no debe faltar un gran cuadro como el que hizo Warhol de Marilyn Monroe, pero gracias a la tecnología actual tenemos la suerte de que existen varias formas de lograr crear con ese mismo efecto un retrato en el que salga nuestra fotografía, o de la persona u objeto que nosotros queramos. Es así como existen infinitas posibilidades de jugar con el Pop Art, ya que una de las gracias de este estilo es que justamente busca la interacción directa con otras imágenes, personajes, lugares u objetos del mundo real.

Los colores estridentes y las formas geométricas son esenciales en el Pop Art. Tampoco podemos olvidarnos del estilo de las historias de Roy Lichtenstein, cuyas viñetas sirven para sacar más de alguna idea.  No importa si es sólo en tu habitación, el Pop Art puede expandirse a cualquier espacio, al living, al comedor, incluso al baño. Los límites en este estilo los pones exclusivamente tú. Lo ideal es jugar con los elementos que tengas a disposición para lograr, al igual que lo hizo el movimiento en sus inicios, reproducir explícitamente el estilo de otras obras Pop Art. Lo lúdico hecho estilo, eso es Pop Art.

Comenta sobre este artículo

Relacionados