Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Estilo Romántico

Estilo-Romántico-en-decoración
22Julio 2011
Diseño interior
360

En Altura hemos visitado un sinfín de estilos decorativos para puedas liberar tu imaginación y expresar todos tus gustos y motivaciones en la decoración de tu hogar. Hoy hablaremos de un estilo que si bien es históricamente muy famoso, hoy en día es muy difícil encontrarnos con él en un hogar tradicional. Hablamos de nada más y nada menos que del estilo Romántico, un tipo de decoración elegante y atractivo que alude a una perfección simbólica que escapa de la modernidad. Y si eres una de esas personas con alma de romántico entonces no te puedes perder este artículo donde descubrirás cómo lograr una estética romántica digna del siglo XIX.

Cuando hablamos de decoración al estilo romántico, algunos podrán imaginar un hogar con muros color rosa, lleno de flores y estatuas de Cupido. Pero eso es lo que entendemos hoy por el concepto de romanticismo, que no tiene mucho que ver con una estética romántica basada en los conceptos artísticos del movimiento que surgió en el siglo XIX. Se trata de un movimiento cultural cargado de simbolismo y finesa, en el cual priman las ideas “románticas” entendidas como la búsqueda una perfección perdida, de un amor platónico e inalcanzable. Por lo tanto, es una decoración que rescata los motivos de aquel movimiento y que por lo tanto escapa casi en un 100% de lo que entendemos por decoración moderna, que es mucho más “concreta” y funcional que la estética romántica.

El movimiento cultural romántico trató de impregnar a las personas de una reivindicación del amor y los sueños, el aprecio a la vida y a la naturaleza. Se caracteriza por lo tanto por una sofisticación y naturalidad que va de la mano con la eliminación de todo aquello que nos impida mantenernos conectados con nuestros principios, con la naturaleza y los sentimientos. En otras palabras, es un estilo bastante elegante y armónico, que rescata ideas y colores de una gran belleza, por sobre otros movimientos que buscan ideas más originales y abstractas.

El estilo romántico se caracteriza por una invitación a la paz y la relajación a través de la estética, por lo que todos los elementos de tu hogar deben influir en una apreciación de la belleza. Hablamos por ejemplo de tonalidades blancas, beiges, rosa claro o colores pasteles, que inviten al relajo. Los revestimientos tienen que generar ambientes cálidos y acogedores por sobre cualquier otra sensación, y es por eso que se deben complementar con muebles, lámpara, cortinas, alfombras y accesorios antiguos, que tengan materiales naturales y elegantes y que escapen de todo lo que sea muy “industrial”.

Un aspecto importante en la decoración romántica es el uso de la madera para muebles y adornos, como mesas, armarios, camas y estantes, escapando de los metales o plásticos. Otro detalle a tener en cuenta es que la iluminación debe ser filtrada y suave, teniendo así un ambiente mucho más relajado y cálido que con iluminaciones muy altas o directas.

Finalmente es importante sí o sí tener cuadros de un tamaño grande, y que tengan paisajes sublimes y extraordinarios, bosques, montañas o el mar, sin la necesidad de que se vean acompañados por elementos humanos. Aquí tienes algunos ejemplos de estas pinturas que además te ayudarán a entender los conceptos sublimes del romanticismo:

Comenta sobre este artículo

Relacionados