Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi

niemeyer
23Mayo 2013
Entorno cultural

Esta obra del reconocido arquitecto Oscar Niemeyer es un clásico de la arquitectura moderna, siendo incluso clasificada como una de las siete maravillas de nuestra época.

“¡Qué fácil es explicar este proyecto! Recuerdo cuando fui a ver el lugar. El mar, las montañas de Río, un paisaje magnífico que yo debía preservar. Fui subiendo como el edificio, adoptando una forma circular que, a mi parecer, el espacio requería. El estudio estaba listo, y una rampa llevando a los visitantes al museo completó mi proyecto”, afirmó el arquitecto Oscar Niemeyer en 1996, al describir uno de sus proyectos más conocidos a nivel mundial: el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói, en Brasil.

Esta ciudad brasileña, ubicada en el estado de Río de Janeiro, es sin duda alguna una afortunada en relación a su arquitectura. Teniendo un total de 10 obras de este arquitecto de renombre mundial –considerado el maestro de la arquitectura moderna con curvas libres y sensuales en sus obras- tiene una ruta Niemeyer que incluye el antiguo Ministerio de Educación y Salud, la Casa das Canoas y el Sambódromo, entre otras obras.

Quien visita el MAC de Niterói –elegido por la revista Condé Nast Traveller como una de las siete  maravillas de los tiempos modernos– admira una obra donde la arquitectura da soporte expresivo al arte. Con 16 metros de altura, esta construcción que parece flotar en el aire nace de una base cilíndrica de nueve metros de diámetro que sustenta todo el edificio, anclada en un “zapato gigante” de dos metros de altura. Además, un espejo de agua de 817 m² de superficie y 60 cm de profundidad entrega ligereza a toda la obra.

La cobertura circular, con 50 metros de diámetro y casi dos mil metros cuadrados –que se asemeja a un platillo volador- recibió tratamiento térmico e impermeabilizante, mientras la rampa externa, de un color rojo intenso, conduce a los visitantes a través de 98 metros de curvas libres al Pasillo de Exposiciones. Dos puertas conducen a la galería, lugar desde donde hay una vista privilegiada hacia la Bahía Guanabara y la Montaña Pan de Azúcar.

Una obra de arte en si misma que se integra de manera monumental con un paisaje ya de por sí fascinante. ¡Un lugar a visitar si tienes la suerte de viajar a Río!

Imagen vía arqytec.blogspot.com

Comenta sobre este artículo

Relacionados