Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Patchwork o almazuela

Patchwork-o-almazuela
23Junio 2011
Diseño interior
565

Si te digo patchwork o almazuela, es probable que no sepas de qué te estoy hablando. Si te digo que son lo mismo pero en inglés y español seguirás igual de perdido. Y si le agrego que es una fantástica manera de decorar tu hogar, las ganas de saber de qué se trata se incrementarán exponencialmente. Pues como En Altura queremos que disfrutes de la vida de una manera fácil y sencilla, el día de hoy te explicaremos qué es el patchwork y porqué está teniendo tanta vigencia en otros países. Acompáñanos y toma nota.

Todos aquellos afortunados que vieron la película de Pixar “WALL-E” se acordarán del gran mensaje que nos dejaba la película. Por si no te acuerdas o no la pudiste ver (cosa que debes remediar inmediatamente) te recordaremos cuál era la premisa básica: Hay que salvar el planeta y para eso debemos dejar de llenar el mundo con tantos desperdicios y aprender a aprovechar las cosas que tenemos, cambiar la mentalidad desechable por una retornable. Si bien es algo que nos enseñan desde que somos pequeños cuando nos señalan la diferencia entre la basura reciclable y la desechable, la verdad es que aún vivimos en una sociedad en que las personas no se hacen cargo de su medioambiente. Por eso es que el patchwork se convierte en una forma de decorar realmente sensacional. Se trata ni más ni menos que de crear muebles, cortinas, cojines, cubrecamas, alfombras, manteles o todo lo que se te ocurra con pedazos o trozos que sirvan para la tarea. No, no hablamos de hacer un mantel con papales de diario o un cubre camas con hilo de volantín. Nos referimos obviamente a una técnica que ha sido perfeccionada en otros países donde numerosas tiendas venden productos únicos, hechos con un estilo realmente original, y donde la gran característica es que todas las cosas han sido realizadas con material proveniente de otros productos, no materiales nuevos.

La forma más sencilla y común para hacer patchwork es la reutilización de telas. Unimos trozos de tela de diferentes tamaños, formas, colores y diseños, pero de una manera armónica, similar a la explicación que dimos en el artículo sobre los mosaicos. De esta manera podemos crear básicamente dos tipos de patchwork: el que tiene una estética abstracta pero con un gran sentido del arte, y aquellas obras que tienen una forma definida a partir de la hábil unión de trozos, creando así por ejemplo la cara de un animal, un árbol, una palabra, etc.

El patchwork es particularmente apto para decorar la pieza de los más pequeños. Esto por dos grandes razones: que ellos son quienes saben apreciar de mejor forma la originalidad y gracia de estas obras, y la fantástica posibilidad que crear el patchwork entre los padres e hijos para compartir un entretenido y sano momento creando particulares piezas decorativas en conjunto. Además, el patchwork nos brinda la gran opción de reutilizar y conservar aquellas cortinas, vestidos o cualquier clase de telas que no queremos perder, pero que al mismo tiempo ya no sabemos dónde guardar. Aquel mantel que ha tenido la familia por años o aquellos hermosos chalecos que ya ha nadie le quedan bien. En el patchwork todo cobra sentido, y aparte de crear piezas originales para decorar tu hogar, le devuelven esa calidez y vitalidad que muchas veces está escondida o guardada durante mucho tiempo.

Comenta sobre este artículo

Relacionados