Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Piso Flotante, la duda de siempre: ¿rubio o moreno?

Piso-Flotante-la-duda-de-siempre-rubio-o-moreno
4Octubre 2010
Diseño interior

Dependiendo la iluminación y los espacios, la decisión del color del piso flotante puede ser clave en lograr que tus ambientes se vean más amplios y acogedores. Averigua qué queda mejor con tu departamento.

La elección de un piso flotante laminado es una de las decisiones de decoración más importante en toda casa o departamento, ya que la amplia superficie que ocupan, determina en gran medida el aspecto estético de la habitación. Los pisos flotantes se colocan sin clavar, sin atornillar y sin pegar al suelo. Tienen un espesor de entre 8 y 15 milímetros, lo que los convierte en la mejor opción si se quiere renovar el piso sin levantar el revestimiento actual.

Los pisos flotantes vienen en diferentes grados de dureza y resistencia a la abrasión. Se venden en una enorme variedad de colores, vetas e imitaciones de madera. Son resistentes al desgaste, las manchas, los rasguños y las quemaduras. Y lo mejor es que no se decoloran con la luz del sol. Otra característica fundamental del piso flotante es que se trata de un producto ecológico hecho de materiales naturales renovables.

Los pisos flotantes están constituidos de diferentes capas, con diferente material y características cada una. Generalmente se utilizan 4 capas: el overlay, la lámina, sustrato y la lámina estabilizadora.

En términos de color, es preferible usar tonos claros cuando se cuente con espacios reducidos. La gama es amplia, como los colores haya, pino, arce, roble, abedul. Si la habitación no tiene buena luz, también es recomendable usar pisos que tiendan a los blancos y cafés claros para mejorar esa misma luminosidad que falta, cosa que la poca luz que haya rebote en el color claro del piso. Si se pintan las paredes de color claro también ayuda a crear este mismo efecto.

La gracia de estos tonos es que crean un look más relajado y moderno, además de crear el aspecto visual de amplitud. Para espacios más amplios se pueden usar tonos más oscuros o rojizos, como los cerezo, el merbau, arce verde o azul. La luz acá es muy importante porque debe abundar para que no produzca el efecto contario que buscamos: ampliar los espacios.

Una de las ventajas de los tonos de piso flotante más oscuros es que aportan calidez a los ambientes. Por experiencia propia creo que estos tonos quedan mejor con tonos metálicos, que pueden ser aportados por los muebles y electrodomésticos de la cocina. A su vez, crean una sensación clásica que no se produce con los colores claros, que son más juveniles. Creo que los tonos rojizos y más oscuros, ayudan también a que la madera, que no es de verdad, se vea lo más real posible, lo que aporta con un look campestre, o si se quiere, rústico, cada vez más usado en los departamentos.

Los precios de los pisos van desde $10.000 pesos la caja hasta un poco más de $19.000, dependiendo del color y la marca. En Chile, los proveedores más comunes son las cadenasSodimac e Easy (ver links), quienes además de vender el piso laminado, ofrecen el servicio de instalación.

Comenta sobre este artículo

Relacionados