Ingresa a la red de sitios de Almagro y descubre todos los contenidos que tenemos para ti.

Tendencia en Camas

Tendencia-en-Camas
10Agosto 2011
Diseño interior

Todos soñamos con llegar de nuestro trabajo y poder reposar en una enorme cama, tan cómoda que a los breves instantes nos podamos sentir como nuevos. Y es que las camas no son sólo para ponerse a dormir, sino que se transforman en un verdadero pilar de nuestro dormitorio, un lugar para acostarse a reposar mientras se disfruta de televisión, música, un libro, o sencillamente una buena conversación. Es por eso que tu cama debe ser un amigo ideal con tu dormitorio, y es lo que hoy En Altura te queremos mostrar.

No se trata simplemente de tener un lugar cómodo en el que ponernos a dormir, el valor estético, el diseño, los materiales y el color de nuestra cama incrementarán completamente la experiencia que significa estar en nuestros dormitorios y poder disfrutar de aquel espacio en plenitud. Las tendencias actuales se enfocan mayoritariamente en cuanto al tamaño, en brindar colchones de gran tamaño en medio de diseños simples y sin muchos detalles o vanguardias, es decir, un minimalismo estético donde mandan las líneas y figuras geométricas. Así mismo, en las últimas temporadas nos hemos encontrado con una predilección por dormitorios con muros de color blanco, simples y puros, por lo que los colores de las camas se están adaptando a este principio y el colorido de otros tiempos está quedando de lado. Aquellas camas que se diferencien de esta simpleza tienden a tener tonos grises y negros, y se complementan con almohadas y cojines de estos mismos colores. En un tercer nivel vienen los tonos verdes y marrones, que poco a poco comienzan a tomar protagonismo en algunas líneas de diseño europeas del último año.  Por lo que encontrar diseños modernos que tengan colores fuertes o variadas combinaciones es algo complicado.

Por otro lado, los materiales de vanguardia siguen apostando a la formalidad y simpleza. La madera se mantiene como el material más utilizado, pero en el último tiempo se ha visto con cambios a favor de un acabo mucho más limpio e industrial, que diseños más rústicos y naturales, que poco a poco han dejado de ser tendencia. En un segundo lugar viene el uso de metales, que el cambio más importante que han tenido es el de aminorar al máximo posible su visibilidad en nuestras camas. Si décadas pasadas nos encontrábamos con estructuras notorias e imponentes (y al mismo tiempo peligrosas para los más pequeños) hoy en día las estructuras de las camas de metal tratan de ser un sencillo esqueleto que de forma y estabilidad, pero que no irrumpa en el estilo visual de la cama.

Comenta sobre este artículo

Relacionados